La caja de Pandora de los videojuegos

Cuando pagas por un juego, lo haces para disfrutar pasándolo bien y echar parte o, en algunos casos, casi todo tu tiempo libre. Pagas por distracción y disfrute, además de agudizar tus sentidos sin darte cuenta, si lo queremos ver así. Lo que nadie quiere son esos asombrosos "jugadores" que saben dónde estás y que, sin explicación alguna, siempre te maten en la cabeza, en el caso de los juegos FPS o  juego de disparos en primera persona (a saber: Call of Duty, Counter-Strike), por poner un ejemplo.


Sí, me refiero a los llamados Cheaters y lammers, o en español: tramposos e indeseables. Al igual que otros departamentos en las empresas desarrolladoras y/o productoras, se debería de aplicar un refuerzo en cuanto a la detección de este tipo de personas desagradables. Es el sueño de todo jugador honrado que tras pagar por un pedazo de juego bien hecho puedas jugar tranquilamente sin esta gentuza, culpables de que no puedas ampliar al 100% tu experiencia 'gammer' en el juego.

¿Será ésta, una de las razones por las que la gente prefiera juegos piratas? Ofrecer un juego bueno y libre de estos cheaters, en los días que corren, no sólo evitará las tasas disparatadas de descargas ilegales -que suelen bajar cuando un juego es esencialmente online-, sino que será una de las mejores ventajas competitivas que pueda tener de cara al comprador potencial. El hablar de un Juego con 'cheaters' no tiene muy buena fama, y muy pocos son capaces de soportarlo. En cambio, ofrecer soluciones y reinvertir una mínima parte de los beneficios en la creación de una comisión o departamento que analice los 'supuestos  cheaters (tramposos)' y cree parches para arreglar posibles 'bugs' (errores) que permitan a estos indeseables campar a sus anchas.

Si algún juego está libre de cheaters que tire la primera piedra. Es algo que últimamente está afectando a casi todas las plataformas, pero que ha afectado desde siempre, y sinceramente, con los resultados que manejan este tipo de empresas, no creo que sea demasiado esfuerzo.